23 de junio de 2017


Uso de material de desecho
Domino y rompecabezas realizados con cajas de fósforos.








Les dejo el link:

 https://youtu.be/ZkLxdb01Yr8



5 de marzo de 2015

18 de octubre de 2013

¡ANGRY BIRDS!


 L. es un niño de 9 años que, como muchos otros, ha sido estigmatizado con un diagnóstico.
Por lo tanto, si bien concurre a primer grado, en escuela primaria común, lo hace con horario reducido.
L no se encuentra aun alfabetizado. Concurre a "apoyo en contrarturno", (apoyo pedagógico fuera de su horario escolar) en escuela de recuperación. Yo soy la docente a cargo.
En los primeros encuentros, L. se encarga de recordarme que no sabe leer ni escribir. Sólo escribe su nombre.
La primera palabra que reconoce y escribe el niño es su nombre. A partir de allí, podemos desplegar una serie de estrategias para abordar la escritura de otras palabras.
Sin embargo, L. no muestra interés por "escribir", Luna - Lata - León - Lobo - etc., palabras, que como se ve, comienzan con la inicial de su nombre. Alerta, ¡frustración!
Decidí calmar mi ansiedad y escucharlo. Después de varios encuentros L. me cuenta que le gusta jugar en su tablet con los Angry birds. Ubiqué una página en internet de estos videojuegos y L. se encargó de describir a cada  personaje y dar sus características relevantes.
Lo noté entusiasmado, logró sostener su atención por un tiempo prolongado. Mientras tanto, escribí en su cuaderno "ANGRY BIRDS" y acto seguido, L. comenzó a dibujar una historia que simultáneamente iba relatando.
¡Qué bueno!, pensé. Apareció algo que podemos transitar juntos. La historia de estos pájaros enfadados porque unos cerdos , a través de su rey, les roban sus huevos. *El alumno aprende un contenido cualquiera cuando es capaz de atribuirle un significado..." (David Ausubel)
El encuentro siguiente, le ofrezco una hoja impresa con los angry birds para colorear que acapara su atención y lo entusiasma. Mi nivel de frustración iba cediendo. L. tomó su cartuchera, seleccionó los colores acordes a cada personaje y se puso a colorear.
Unos días atrás, dentro de un paquete de galletitas, encontré un sticker del "cerdo verde" (personaje que L. menciona con bastante frecuencia). Lo reservé para pegar en su cuaderno y le propuse escribir su nombre. Reacción inmediata de L.: "No sé escribir". Vamos a hacerlo juntos, le dije, y L. mirando el abecedario con imágenes ubicado en un panel señaló la "R" de "rata" para empezar a escribir "rey". Tomó el lápiz, y por prolongación de sonidos escribió: "REISERDOVERDE" (REY CERDO VERDE)
Mi emoción fue total.  L. conocía muchas letras del abecedario, y podía asociar esas letras a algo: R de rata; E de elefante; D de dedo; O de oso.
Creo que vamos por buen camino.
Quise guardar ese momento en imágenes y compartirlas.







L. ARMANDO CON LETRAS MÓVILES LAS PALABRAS "ANGRY BIRDS".